Skip to main content

Estimado Dr (a) le invitamos a leer la siguiente nota: “Recomendaciones Nutricionales en pacientes con obesidad y diabetes con Alto Riesgo Cardiovascular”

Por la Dra. Valeria Taylor Sánchez. Especialista en Endocrinología. Cédula 6442469.

 

Las enfermedades relacionadas con la dieta son de mayor prioridad en nuestro tiempo.1 La diabetes incrementa hasta 2 veces el riesgo de enfermedades cardiovasculares (ECV). Este está determinado por la presencia de daño a órgano blanco (nefropatía, retinopatía, neuropatía), tiempo de diagnóstico y la presencia de otros factores de riesgo como obesidad, hipertensión arterial y dislipidemia. La elevación de los triglicéridos y las concentraciones bajas de colesterol HDL se observan en la mitad de los casos de diabetes mellitus tipo 2. ²

Los hábitos dietéticos influyen en diversos factores de riesgo cardiovascular, no solo obesidad y colesterol LDL, sino presión arterial, homeostasis glucosa-insulina, estrés oxidativo, inflamación, salud del endotelio, función hepática, metabolismo del adipocito, función cardiaca, vías de regulación del peso, adiposidad visceral y microbioma. ³

La obesidad es un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares. El riesgo de ECV aumenta 6% por cada 1.1 kg/m2 de aumento en el IMC. La adiposidad central, reflejada en la circunferencia de cintura, también es un fuerte predictor del riesgo de ECV. ⁴

El tratamiento farmacológico en los pacientes con obesidad y diabetes de alto riesgo cardiovascular debe estar integrado con el manejo nutricional. En la actualidad el enfoque nutricional ha evolucionado hacia la importancia de evaluar los alimentos y los hábitos dietéticos en lugar de solo valorar los nutrientes que componen la dieta de forma aislada y que favorecen la manipulación de la industria. (5) En el caso del exceso de peso, la reducción del peso corporal (5-10% del peso corporal), mejora las alteraciones lipídicas y los factores de riesgo.5 Pero también se ha evolucionado en reconocer la compleja influencia de los diversos alimentos en la regulación del peso corporal, más allá de simplemente contar calorías. ¹

La prioridad en evidencia dietética incluye el aumento de frutas, vegetales sin almidón, nueces, leguminosas, pescado, aceites vegetales y el minimizar granos refinados y procesados, almidones, azúcares añadidos, sal y grasas trans.6 Se recomienda una ingesta de carbohidratos entre 45 y 55%, dado que se ha demostrado una relación en forma de U entre la ingesta de carbohidratos y la mortalidad; las dietas asociadas con la tasa de mortalidad más alta tienen ingesta de carbohidratos >70%.7 La fibra dietética se debe incluir en estos pacientes, con una recomendación de ingesta de 25-40 g por día de fibra dietética total, incluidos 7-13 g de fibra soluble que está presente en legumbres, frutas, verduras y cereales integrales. Tiene efectos importantes al disminuir el colesterol LDL y al minimizar los efectos adversos de una dieta alta en carbohidratos. ²

Las dietas más estudiadas son la dieta mediterránea y la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension) modificada, ambas promueven mayor consumo de vegetales y menos carbohidratos. Han demostrado grandes beneficios cardiovasculares al mejorar factores de riesgo, reducir aumento de peso y menor asociación con riesgo de eventos clínicos. ⁸

En el 2015 la Dietary Guidelines Advisory Committee concluyó que las dietas bajas en grasa no tienen efecto en la ECV, de hecho, las dietas altas en grasas saludables que exceden el límite actual (35%) han demostrado reducción en riesgo cardiovascular. ⁶

Se recomienda consumir menos del 10% de las calorías de grasas saturadas reemplazándolas con ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados.9 En el estudio PREDIMED, la ingesta de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas se asoció con un menor riesgo de ECV y mortalidad. Además, las grasas monoinsaturadas mejoran los resultados de la glucosa, peso corporal y los factores de riesgo cardiovascular en diabetes tipo 2. ⁵

Las grasas trans aumentan las concentraciones de colesterol total y colesterol-LDL y disminuyen las concentraciones de colesterol-HDL. Se han asociado con mortalidad por todas las causas, cardiopatía coronaria y mortalidad por cardiopatía coronaria, por lo que su recomendación de consumo es menor del 1%. ²

El consumo de proteínas se debe mantener entre el 15-20% de la ingesta total. El consumo de azúcar añadida no debe exceder el 10% de la energía total. Además, se recomienda consumo de sodio menor a 2300 mg/día.5 El consumo alto en sodio >4000 mg/d se asocia con enfermedad vascular cerebral y mortalidad por ECV. Los pacientes que reducen a <2300 mg/d el consumo de sodio experimentan 32% menos riesgo de ECV. ¹⁰

La evidencia y el consenso actual sugiere que las dietas basadas en patrones de alimentación son la mejor opción para reducir el riesgo cardiovascular, obesidad, aumento de peso y diabetes, reemplazando el pasado énfasis en grasa total, nutrientes aislados y conteo de calorías.

 

Referencias

  1. Mozaffarian D. Dietary and Policy P priorities for Cardiovascular Disease, Diabetes, and Obesity: A Comprehensive Review. Circulation.2016;133(2) 187-225. 
  2. Mach F, Baigent C, Catapano A, Koskinas K, Casula M, Badimon L, et al. 2019 ESC/EAS Guidelines for the management of dyslipidaemias: lipid modification to reduce cardiovascular risk. Eur Heart J. 2020 Jan 1;41(1):111-188. 
  3. Satija A, Yu E, Willett WC, Hu FB. Understanding nutritional epidemiology and its role in policy. Adv Nutr. 2015; 6:5–18. 
  4. Bray G, Heisel W, Afshin A, Jensen M, Dietz W. The Science of Obesity Management: An Endocrine Society Scientific Statement. Endocr Rev. 2018 Apr 1;39(2):79-132.
  5. Evert A, Dennison M, Gardner A, Garvey T, Lau K, MacLeod J, Mitri J, et al. Nutrition Therapy for Adults With Diabetes or Prediabetes: A Consensus Report. Diabetes Care 2019 May; 42(5): 731-754.
  6. Dietary Guidelines Advisory Committee. [March 25, 2015] Scientific Report of the 2015 Dietary Guidelines Advisory Committee. 2015. Available at: http://www.health.gov/dietaryguidelines/ 2015-scientific-report/.
  7. Seidelmann SB, Claggett B, Cheng S, Henglin M, Shah A, Steffen LM, Folsom. AR, Rimm EB, Willett WC, Solomon SD. Dietary carbohydrate intake and mortality: a prospective cohort study and meta-analysis. Lancet Public Health 2018;3:e419-e428
  8. Smith JD, Hou T, Ludwig DS, Rimm EB, Willett WC, Hu FB, Mozaffarian D. Changes in intake of protein foods, carbohydrate amount and quality, and long-term weight change: results from 3 prospective cohorts. Am J Clin Nutr. 2015; 101:1216–1224.
  9. Hooper L, Martin N, Abdelhamid A, Davey Smith G. Reduction in saturated fat intake for cardiovascular disease. Cochrane Database Syst. Rev 2015;6:CD011737
  10. Poggio R, Gutierrez L, Matta MG, Elorriaga N, Irazola V, Rubinstein A. Daily sodium consumption and CVD mortality in the general population: systematic review and meta-analysis of prospective studies. Public Health Nutr. 2015; 18:695–704.

 

Material desarrollado con fines de educación médica continua.

Material exclusivo para profesionales de la salud.

La información aquí presentada es opinión del ponente.

Código interno de aprobación: MX20XUM00047. 

Leave a Reply